lunes, 25 de enero de 2016

Saga Lux: Onyx


 Cuanto tiempo sin escribir por aquí, y es que los exámenes me tienen tan absorta que no me da tiempo casi ni de leer, pero bueno, en esta entrada no vengo a hablaros de lo mucho que odio ahora mismo la universidad si no de lo mucho que me ha gustado el segundo libro de la saga Lux, Onyx, así que, señoras y señores, péguense bien a sus asientos no vaya ser que hayan desmayos, porqué, ¿Quién dijo que segundas partes no eran buenas?

 Pues quien lo dijo se equivocabaEste libro nos deja justo donde el primero nos dejó, a Katy recién curada de su enfrentamiento con los Arum por Daemon, y volviendo a su vida normal. Y atención por que aquí empiezan los Spoilers, así que si no habéis leído aun el libro no sigáis leyendo, yo no me haré responsable.

*SPOILERS*
 Vida normal, o eso es lo que al principio ella se piensa, y es que la pobre Katy no podrá volver nunca más a lo que era por que gracias a haber sido curada por los poderes de Daemon algo extraño empieza a pasarle, mueve cosas sin querer, las rompe e incluso cada vez que el chico anda cerca siente un extraño cosquilleo en la nuca que le avisa que anda cerca. Y es que, después de estar varios días con una fuerte fiebre a punto de matarla, resulta que ha mutado. Si, Katy se nos ha vuelto una híbrida de Lux-Humano y esta conectada a Daemon. Y eso me encanta.
 Si ya antes admiraba a esta chica por su carácter y su forma de enfrentar las cosas, ahora le dan poderes ¡KATY FOR PRESIDENT! Y eso no es todo, aparecen nuevos personajes, como Blake, el cual os parecerá (y me incluyo) el chico más ''ains'' de la zona, pero no se si seré la única a la que desde el principio le parecía que había gato encerrado. 
 También quiero deciros que la relación entre Daemon y Katy avanza, y no poco, pero de manera muy natural y a su ritmo, y es que a veces me sacaba de quicio lo que esta chica es capaz de pensar, ¡Menos rayarse hombre! Pero en realidad, es una de las cosas que hizo que tuviera interés, ya que no se hace muy empalagosa. Y Daemon. Solo puedo describirlo de una forma:

 Cielos, cada vez que este chico aparece en escena te saca una sonrisa gracias a su ingenio, cosa que me recuerda bastante a Will Herondale de TID, aunque creo que me sigo quedando con el cazador de sombras. 
 ¿Y qué me decís de toda la parte del descubrimiento de Bethany y el secreto de Blake? Estaba claro que Defensa tenía algo que ver pero la que se lía por culpa del mamón de Blake es tremenda, y la muerte de Adam me dejó bastante triste, y eso que prácticamente no había salido en el libro, esperaba que tuviera más protagonismo... 
Una de las partes que más me gustó fue cuando el novio de su madre, Will, descubre el pastel y encierra a Katy, me dejó en tensión total toda la parte, para luego desencadenar en el final donde nos encontramos a un Dawson bastante ido de la olla (normal) que se reencuentra con sus hermanos. Lo que yo os diga, un libro repleto de momentos de shock.
*FIN DE SPOILERS*

 En fin, creo que es un libro muy a la altura de su predecesor, con muchos momentos de acción, de romance y de intriga, además de que conoceremos más sobre Dawson y Bethany y, advertiros quedáis, que las últimas 100 páginas os dejarán con muy buen sabor de boca y con muchas ganas de leer el siguiente, sin ninguna duda.




 LO MEJOR: El ritmo que tiene la lectura. El avance de la historia y el romance. La intriga y la acción.
 LO PEOR: Si he de decir algo, el comportamiento de Katy a veces con Daemon o con algunas acciones en la historia, aunque son sólo pequeños detalles. La pobre Dee, todos los que lo hayáis leído me entenderéis :(

PUNTUACIÓN: 10/10

Si no estas convencida puedo ofrecerte un avance - Hizo una pausa y pude oír la sonrisa en su voz. - A los amantes de los libros os encantan los avances, ¿No?


No hay comentarios:

Publicar un comentario